La piel es una de las zonas más sensibles que tiene la mujer y sobre todo durante el periodo de gestación, ya que es uno de los organismos más afectados por el mismo. Esto se debe principalmente a que las variaciones hormonales y el aumento brusco de peso son los causantes de las alteraciones en la piel.

Algunos de los problemas cutáneos más comunes son:

» Estrías

Afectan al 90% de las mujeres embarazadas y suelen aparecer a partir del segundo trimestre del embarazo donde aumenta la distención de la piel. Debido a su difícil eliminación recomendamos mantener un peso apropiado durante el embarazo, hidratar la piel varias veces al día con cremas y beber agua para mantener hidratado el cuerpo. Las principales zonas que pueden verse afectadas por este tipo de alteración son el vientre, los senos, los muslos, la cara interna de los brazos, el abdomen y las caderas.

» Manchas en la piel

Se refiere al desarrollo de una pigmentación de tono marrón en el cuerpo. Las áreas más afectadas son aquellas que están expuestas a los rayos solares como pómulos, frente, nariz y barbilla. En muchos casos no pueden prevenirse totalmente, pero el protector solar ayuda a reducir el tono de las manchas. éstas suelen mejorar y hasta desaparecer luego del parto. También este problema es muy frecuente en las mujeres gestantes, ya que afectan al 50% de las mismas, y suelen formarse en el segundo o tercer mes del embarazo. Por ello recomendamos evitar la exposición solar directa, utilizar protectores solares y evitar productos que irriten la piel como productos cosméticos, desodorantes o perfumes.

» Celulitis

Es una alteración del tejido conjuntivo de la piel. Generalmente aparece sobre glúteos, muslos y piernas durante la gestación. Este tipo de problema se puede prevenir o reducir mediante una dieta estricta y saludable evitando comidas dulces y con exceso de grasas y sales, también por medio de masajes que favorezcan la circulación sanguínea, caminatas y ejercicios. Es importante tratar de evitar permanecer sentada o parada por mucho tiempo, tomarse baños largos y con temperatura caliente, y utilizar ropa ajustada.

Para poder llevar de mejor forma el embarazo es necesario tener en cuenta cómo solucionar estos problemas mencionados anteriormente ya que son muy frecuentes en las mujeres gestantes, e influyen en forma directa en su salud.